En los medios | «La Central» abre la cancha con su primer equipo de Fútbol Femenino.

Desde la Regional Malvinas Argentinas se impulsó el proyecto de un equipo al que asisten jugadoras de la zona para hacer lo que más les gusta: jugar a la pelota.

En el diseño de la camiseta, además del logo de la CTA Autónoma que incluye franjas que representan la Bandera Nacional y la Wiphala -la insignia más conocida de los pueblos originarios del Abya Yala (América)-, también se encuentran el logo de ATE y el de la Federación Nacional Territorial de la CTAA. en el diseño de la camiseta, además del logo de la CTA Autónoma que incluye franjas que representan la Bandera Nacional y la Wiphala, también se encuentran el logo de ATE y el de la Federación Nacional Territorial de la CTAA (FeNaT).

Laura Gaillardín, Secretaria de Género de la Regional Malvinas Argentinas contó que “a partir de una idea de Héctor Quiroga (Secretario General) y Santiago Quiroga (Secretario de Organización) quienes estaban colaborando en el fútbol femenino del Club San Miguel, aportaron esa experiencia y las ganas de poder impulsar un club propio de fútbol femenino, porque es una necesidad también para muchas pibas que les gusta jugar pero no encuentran espacio”, y manifestó que “nuestras aspiraciones son desde la humanidad, y en dar oportunidad a las chicas y a quienes se quieran ir sumando a ser parte del club para desarrollarse desde el deporte con una perspectiva inclusiva e integral, para todo lo que implica en lo personal y en lo colectivo. Somos parte de la Central y nos planteamos vivir el proyecto desde ahí: porque es lo que nos gusta, y nos identifican la solidaridad, sororidad, el sentido de pertenencia y las ganas de compartir metas colectivas”.

EL CUERPO TÉCNICO

El cuerpo técnico está compuesto por Cintia Flamenco, Alexis Cardozo, Nicolás Tiscornia y Luciana Mora. Las compañeras a cargo de la dirección técnica , son jugadoras fichadas en AFA y sus experiencias y conocimientos son fundamentales para que rápidamente las pibas puedan adaptarse a la propuesta deportiva, que tiene también un objetivo prioritario en cuanto a la conformación de un grupo humano que comparte mucho más que un entrenamiento o un partido de fútbol.

Cintia Flamenco, una de las responsables de la dirección técnica, está fichada actualmente en el Club San Miguel que compite en la Primera División C de la AFA, recuerda que “la primera semana teníamos 7 jugadoras, y hoy hay más de 30 para entrenamiento. No sólo de Malvinas, sino de otros distritos como José C. Paz y Tigre”, y valoró “la posibilidad de que en el barrio el Fútbol Femenino sea accesible” y que “la idea a mediano plazo es consolidar un plantel competitivo en todas las categorías, pero siempre priorizando a la jugadora y la parte humana por sobre lo económico”.

“A partir del proyecto de la CTA Autónoma y conocer su trato y la forma de trabajar decidí unirme. Coincidimos en la visión sobre el fútbol femenino, no solo en el trato con las jugadoras sino también en cuanto al rol protagónico donde las mujeres podamos ser parte de la organización de este proyecto siendo jugadoras, pero además siendo parte del cuerpo técnico y la dirigencia”, dijo Cintia, y destacó que “a pesar del poco tiempo es un plantel muy unido, con chicas que tienen ganas de aprender, que son muy respetuosas con el cuerpo técnico y con toda la gente que nos acompaña en esto” y agregó: «el objetivo a mediano plazo es competir en torneos oficiales de AFA, pero tenemos en claro que es un proceso, que llegar ahí sería la culminación de todo un trabajo que debemos realizar con disciplina y conciencia».

Cintia Flamenco 

LAS JUGADORAS

Micaela Negrini tiene 16 años y desde los 5 juega a la pelota con amigos y hermanos. “Jugábamos hasta tarde, y mi mamá y mi papá siempre me apoyaron. Sueño con algún día llegar a primera, aunque cueste. La Central es un excelente club, estoy muy cómoda con las compañeras y con el cuerpo técnico que nos ayudan, enseñan y nos tienen una paciencia enorme”.

Micaela Negrini 

Por su parte, Rocío Maidana comenzó a jugar desde los 14 años. “Siempre acompañaba a mis hermanos que jugaban al fútbol y me gustaba verlos. Me decidí a jugar, y todos me decían que lo intente, que busque un club y dije esta vez lo voy a intentar. Al comienzo fue bastante difícil porque era complicado encontrar un club con futbol femenino y que fuera cerca de mi casa”.

Rocío cuenta que “el esfuerzo y la motivación que venían de mi mamá, mi novio, amigos y familiares que me animaran a que lo intente, primero en el Club San Miguel y ahora en La Central».

Rocío Maidana 

Rocío Flamenco es otra de las jugadoras que desde los 10 años tiene al fútbol “como un cable a tierra” y que le encanta jugar. “No importa como venga mi día, si bien o mal: entro a una cancha, toco la primer pelota y me olvido de todo. Empecé por mi hermano Jonathan que es categoría 97, yo 95. Nuestra mamá nos apoya y es nuestra hincha número 1”. Acompañaba a los entrenamientos a su hermano y antes de comenzar “peloteaba” junto a Jonathan y sus compañeros.

“Un día, el entrenador me invitó a sumarme a los entrenamientos de la categoría 96. Antes no era normal o habitual el fútbol femenino. Comencé a entrenar con los chicos de la categoría 96 y a veces jugaba en contra de mi hermano. Hoy en La Central tengo la suerte de compartir equipo con mi hermana Lourdes”, contó Rocío, y destacó que “es la primera vez que me dirige una mujer, y eso está buenísimo. Si bien vamos empezando estamos formando un lindo equipo. Desde los dirigentes, jugadoras, cuerpo técnico hasta el equipo de prensa especialmente Cecilia Coronel, que nos acompañan y nos ayudan a mostrar lo que hacemos. Agradezco a todas y todos los que forman parte de La Central. Ojalá que siga creciendo y más mujeres puedan encontrar su lugar en el fútbol”

Rocío Flamenco 

Fotos: Cecilia Coronel y Santiago Quiroga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *